Carolus Magnus, de Leo Colovini

Publicado: 9 mayo 2011 de Birrocracia en Reseñas
Etiquetas:

Carolus Magnus es un juego de mayorías y lo que más me ha gustado de el es que da lugar a partidas tensas y no demasiado largas (¡algunas terminan en 45 minutos o menos! …lo cual para un juego de tablero con tanta miga me parece un record…). Sus mecánicas son muy sencillas, se explica y entiende enseguida (es un concepto de mayorías muy visual) y es un juego bonito y barato, que ya es mucho decir de un mismo juego. Para mi ha sido todo un descubrimiento de este año, junto con El Grande.

La idea del juego es que somos miembros de la corte del imperio de Carlomagno, con sus distintas provincias representadas de forma abstracta por una serie de losetas (doce, que se colocan haciendo un círculo en medio de la mesa) y pujnamos entre nosotros para ganarnos el favor de Carlomagno y controlar el mayor número de ellas. Para ello, la influencia de cada jugador se representa mediante una serie de cubos de colores; cada jugador en su turno roba un número de cubos, cuyos colores son al azar. Y puede ponerlos en cualquier provincia, o en el marcador junto a su reserva, ¿pero para que sirve cada cosa?  Te lo explico…

Bien, poner cubos en tu marcador es importante, porque quien tenga la mayoria de cubos de un color, controla todo ese color en todas las provincias. Osea, que si eres el jugador que más cubos azules ha colocado en su marcador, los cubos azules en una provincia cuentan como puntos a tu favor para el control de esa provincia.

La otra cosa que puedes hacer con los cubos es colocarlos directamente en una provincia. Lo interesante es poner cubos del color que controles en las provincias que aspires a controlar o controles ya y quieras evitar que te arrebaten, o coger los colores que no te interesan y desacerte de ellos en provincias que no te interesan, pero ojo, esto siempre favorecerá a algún otro jugador, que controle ese color. Además solo pones en juego cuatro cubos por turno, así que no están las cosas como para desaprovecharlos…

También tenemos un peón grande y naranja que representa al propio Carlomagno. Cada vez que Carlomagno llega a una provincia (cada vez que movemos el peón a una provincia de nuestra elección) se cuentan los cubos en esa provincia y se calcula quien la controla. Si has jugado bien tus cubos, y te has asegurado de que tienes la mayoría en esa provincia, colocas una torre de tu color, lo que indica que la provincia es tuya. En un futuro, esta torre contará como un cubo más de tu color a la hora de calcular quien tiene la mayoria en esa provincia.

La gracia esta en que como los jugadores van rellenando sus reservas de cubos, de vez en cuando, otro jugador pasa a controlar un color que tu tenías, o viceversa, haciendote la puñeta donde ese color te daba la mayoría, así que los jugadores, taimados ellos, se dedican a hacer la cuenta de la vieja y a rellenarse sus reservas y rezar porque les salgan cubos de ese color que les permitiría arrebatarle sus provincias a su enemigo. ¡Magnifico! ¿No crees?. Pues hay más…

Y es que el juego empieza con 15 provincias. Según los jugadores se van haciendo con ellas, van colocándoles una torre. Pero si controlan dos privincias adyacentes, estas se fusionana en una sola, solo que esta provincia cuenta ahora con dos torres (uno por cada provincia controlada por el jugador). Y así pueden irse asimilando provincias hasta hacer más y más grande la provincia, llena de cubos y torres del jugador, lo que hace más difícil cada vez arrebatarle la mayoría… a menos que te hagas con el control de alguno de los colores… así que aquí vienen las yoyas. Y lo mejor, si asimilas una provincia de otro jugador, sustitulles sus torres y pones tantos como el tuviera, pero de tu color. Vamos, un juegazo con momentos muy tensos, temiendo sufrir o planeando darle un giro de tuerca a la situación.

Además el orden en el que actuán los jugadores en cada ronda es variable, gracias a que estos juegan unos discos numerados al inicio de la ronda. Estan numerados del 1 al 5 y cada jugador solo tiene un número de cada, por lo que una vez jugado este, ya no puede reutilizarlo. Eso hace que también haya estrategia que jugar en el orden de turno… y créeme, puede cambiar mucho las cosas a lo largo de la partida…

Y gana el primer jugador en poner todas sus torres en juego, o el jugador que más torres halla puesto en juego cuando queden menos de tres provincias. Yo desde luego recomiendo probarlo,a  mi me ha encantado, y es un juego muy barato, que no todo tienen que ser titulazos de 50€… yo de ti lo probaría…

Imagen de partida:

..."venga Ork, deja de hacer fotos y siéntate, te toca..."

El juego en imágenes:

El quid de la cuestión, el lugar donde se contabilizan la cantidad de cubos que cada jugador ha destinado a cada color; los que tengan un cilindro del mismo color delante son los colores que dicho jugador controla. En este caso verde, rosa y azul...

Un vistazo a la zona de juego de un jugador: Su reserva de cubos, sus fichas de turno, sus torres y el marcador donde se destinan los cubos que se contabilizan para saber quien controla cada color de cubos.

Un primer plano a los marcadores de turno, son cinco, numerados del uno al cinco.

Un grupo de torres: son estas las torres que los jugadores colocan en los territorios que controlan. Las hay en gris, en negro y en blanco, pero se puede jugar a cuatro jugadores sin problemas, dado que se hace por parejas, usando solo dos colores....

El enorme peón naranja que representa a Carlomagno.

Un vistazo a una provincia donde el jugador blanco tiene la posesión de la misma.

Un vistazo a una megaprovincia llenita de torres negras después de varias fusiones de provincias pequeñas...

Enlaces sobre el juego:

Página del juego en BGG

Reglas del juego en castellano

Reseña del juego en BGG

Reseña del juego en la BSK

Anuncios
comentarios
  1. Xabrakadabra dice:

    Por cierto, hay una cosa que no he explicado, que es la manera en la que se asignan los cubos nuevos cada turno… pero es porque quiero que Koski se anime a explicarlo el mismo, la forma normal con dados y sobre todo la forma alternativa, antidado…

    • Koski dice:

      jaja bueno pues la variante para obtener los cubos es como sigue:

      En lugar de obtener los cubos cada turno mediante tiradas de dado lo que se hace es a principio de cada ronda sacar 4 sets de 4 cubos (jugando con 3 jugadores) tomados al azar de la bolsa, y cuando cada jugador finaliza su turno, esocoge a placer el set que más le gusta para rellenar su mano.

      Al finalizar la ronda hay un set que se queda huerfano, al que se le añade un cubo más para hacerlo más apetitoso de cara a la siguiente ronda, además se sacan 3 sets más de 4 cubos. En este punto tenemos de nuevo 4 sets, uno de ellos de un cubo más de los que se juegan cada turno, y se comienza una nueva ronda.

      Cuando al escoger sus cubos, un jugador toma un set con más de 4 cubos, entonces se queda solo con 4 de ellos, los demás van a la bolsita. Y eso es todo.

      A mi es una variante que me gusto mucho, porque añade un poco más de profundidad al juego quitandole algo de azar 😀 Y además hace más valiosa la idea de jugar en primer lugar, para asegurarte ese set que tanta falta te hace. A mi me encantó.

      Link de la bgg donde bajarse el txt donde se explica la variante: http://boardgamegeek.com/filepage/23499/cm-variant-txt

  2. Koski dice:

    Bueno, me he dejado lo que es la forma normal, la que viene explicada en las reglas, esta es más sencilla: Al final del turno se tiran un dado por cada uno de los cubos que has jugado durante el turno (4 para una partida a 3 jugadores). Los dados tienen 5 caras con un color cada una y una última cara con una corona.

    Si obtienes uno de los colores en el dado coges un cubo de ese color de la reserva y lo llevas a tu mano, si sale una corona entonces eliges color. Y así rellenas tu mano.

    Mucho mejor la variante no? 🙂

  3. Xabrakadabra dice:

    A mi me gusto mucho la variante, con todos los sets generados al azar y a la vista de todos al inicio de la ronda. Eso le da un punto más a tener en cuneta en tus planes, y gran frustración si otro se lleva tu set “perfecto”.
    Como gracia, a veces de la bolsita pueden salir dos sets iguales de cubos… y puede ser que te toque elegir entre esos dos… ¿cojo el set amarillo-verde-azul-rosa o el set amarillo-verde-azul-rosa?
    También es verdad que yo soy un poco anti-dado como Koski… (por cierto… ¿nos hacemos una camiseta que diga algo así como “¡Dados NO!, ¡Cubos si!”?)… pero es que ¡ellos me odian!

  4. Farko dice:

    Parece un juego bastante interesante. Si os haceis una camiseta anti dados me apunto XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s